El Dr. Colmenero es especialistas en regeneración ósea dental

¿Qué es la regeneración ósea dental?

Si te has sometido a algún tratamiento de implantes dentales, o estás pensando en hacerlo, seguramente habrás oído hablar de la regeneración ósea dental.

¿Qué es la regeneración ósea dental?

La regeneración ósea dental engloba un conjunto de técnicas que nos permite dotar al hueso maxilar del volumen adecuado para sustentar los implantes dentales.

Además de recuperar el hueso, las técnicas de regeneración ósea dental son un elemento esencial para que se pueda realizar una rehabilitación óptima desde el punto de vista funcional y estético.

¿Por qué se pierde hueso maxilar?

  1. Desdentación prolongada acompañada de atrofia por desuso.
  2. Infecciones.
  3. Periodontitis.
  4. Procesos patológicos maxilares, como quistes o tumores.
  5. Extracciones dentales agresivas o bruscas.
  6. Cirugías resectivas oncológicas.
  7. Prótesis deficientemente ajustadas.

¿Cuándo hay que regenerar el hueso maxilar?

La regeneración está indicada en todos los casos anteriores. Además, existen circunstancias anatómicas, como un seno maxilar grande o maxilares con poca anchura o altura, o con relaciones desfavorables en cualquiera de los sentidos del espacio, que también pueden hacer necesario algún tipo de tratamiento regenerador para colocar los implantes.

Diagnóstico y planificación

El diagnóstico del déficit óseo se basa, además de en la exploración clínica, en la exploración radiológica.

Con mínimas dosis de radiación, la radiología actual nos ofrece -especialmente los equipos de CBCT (Tomografía Computarizada de Haz Cónico)-, información muy valiosa sobre la calidad y la cantidad del hueso existente para un implante.

Se debe completar el diagnóstico con herramientas digitales de planificación quirúrgica y herramientas de diseño de sonrisa para poder determinar cuáles son las mejores opciones protésicas y estéticas. Además, estas herramientas nos ayudan a determinar cuál es el sitio ideal para que podamos colocar los implantes y cuál es el tipo de prótesis dental idónea.

Materiales utilizados para regeneración ósea dental

Los injertos óseos pueden ser de origen diverso:

  1. Sintético (aloinjertos).
  2. Animal (xenoinjertos).
  3. Humano:
    3.1. De cadáver (homoinjertos).
    3.2. Del propio individuo (autoinjerto o injerto autólogo).

De todos ellos, el gold standar o referencia sigue siendo el hueso autólogo, por ser el único osteogénico, osteoinductor y osteoconductor.

Alternativas a la regeneración ósea

En la última década han probado su utilidad diversas alternativas a las técnicas de regeneración ósea, como la colocación de implantes angulados, de implantes cortos o de implantes cigomáticos.

Los implantes angulados se colocan inclinados, de tal forma que queden anclados en zonas ricas en hueso y que esquiven los lugares donde no hay suficiente tejido óseo.

Por otra parte, los implantes cortos –menos de 8 milímetros de longitud- han demostrado en diversos estudios científicos una tasa de éxito similar a la de los implantes convencionales colocados en zonas injertadas. Esta alternativa supone un ahorro tanto en el tiempo del tratamiento como en el precio de los implantes.

En el maxilar superior, los implantes cigomáticos –aquellos que se colocan en el hueso del pómulo- representan una opción de tratamiento excelente para desdentados totales con atrofia severa.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo lleva realizar un injerto dental?

Una sesión de menos de una hora, con anestesia local, suele ser suficiente para realizar un injerto óseo dental, que puede complementarse en ocasiones con sedación para hacer que la experiencia sea más satisfactoria.

¿Es normal la inflamación tras un injerto óseo dental?

Sí, la inflamación después un injerto dental es normal. Sin embargo, tomando algunas medidas como aplicar frío sobre la zona o dormir con dos almohadas, se puede reducir la hinchazón. También existen medicamentos específicos que consiguen reducir la duración de estos síntomas.

¿Puedo comer después de un injerto dental?

Sí, se puede comer después de haber sido sometido a un injerto dental. La única limitación es tomar una dieta blanda y fría durante las primeras horas tras la cirugía.

¿Duele mucho un injerto dental?

El paciente no tiene por qué sentir dolor durante la cirugía ni durante el posoperatorio inmediato gracias a la anestesia local. Únicamente notará las maniobras del doctor sobre su boca. La administración pautada de medicación analgésica ayuda a controlar las molestias o el dolor leve que pueda surgir en las horas y días posteriores a la intervención.

¿Se utilizan células madre?

Algunos estudios demuestran que la utilización de células madre procedentes de la pulpa dental es eficaz en la regeneración de hueso en injertos dentales. Actualmente hay numerosos proyectos de investigación en marcha para desarrollar la aplicación de las células madre en la implantología.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba