Ortodoncia

La ortodoncia resuelve malposiciones de los dientes y maxilares que, además de ser poco estéticas, pueden generar problemas masticatorios, de dolor articular e incluso respiratorio.

En la clínica dental del Dr. Colmenero manejamos diferentes sistemas y aparatos de ortodoncia para llevar los dientes a la posición deseada.

Placas de acrílico removibles: el método más básico, y ya muy poco utilizado. Consiste en placas de acrílico removibles que contienen arcos, tornillos y/o resortes que desplazan los dientes hacia el objetivo que el odontólogo quiere conseguir. 

– Brackets  metálicos (la ortodoncia convencional): son los tratamientos más utilizados y predecibles. Presentan inconvenientes estéticos y mayor dificultad a la hora de la higiene bucodental, así como ciertas molestias para comer. A veces causan rozaduras y heridas sobre la mucosa oral.

– Brackets estéticos blancos o transparentes: han mejorado la apariencia sobre los tradicionales, pero en general tienen un peor comportamiento mecánico, especialmente en cuanto a roturas del bracket, que limita sus resultados.

Ortodoncia lingual: al colocar los dispositivos metálicos en el lado menos visible del diente, realmente ha conseguido ser apenas perceptible para el ojo, pero pueden ser molestos para los movimientos de la lengua en la fonación o para la deglución de alimentos.

Fases en el proceso del tratamiento

  1. Estudio y planificación
    En la fase de estudio y planificación del tratamiento se realizan una serie de pruebas diagnósticas que luego nos ayudarán a concretar tu plan de tratamiento personalizado.
  2. ClinCheck
    El sistema de ortodoncia invisible que utilizamos en nuestra clínica incluye un “ClinCheck” digital o chequeo clínico prospectivo que permite ver y, por tanto, mostrarte en 3D la secuencia de movimientos que harán tus dientes para alcanzar los objetivos estéticos y funcionales planteados.
  3. Fabricación de las férulas
    Una vez confirmado el plan de tratamiento, se fabrican de modo customizado los sucesivos juegos de férulas que deberás ponerte para llevar tus dientes al sitio ideal. La introducción de nuevas tecnologías, como los escáneres intraorales y de laboratorio, ha hecho que todo el proceso de planificación y fabricación se acelere y tu tratamiento pueda ser más rápido.
  4. Inicio del tratamiento
    Una vez recibidas las férulas en la clínica, se te irán entregando secuencialmente. Deberás llevarlas puestas al menos 22 horas al día. El cambio de férulas se puede realizar cada 7 o cada15 días, según las preferencias que indique el odontólogo responsable.
  5. Revisión y control
    Aunque los tratamientos de ortodoncia invisible son muy predecibles, es fundamental que el ortodoncista revise la evolución del tratamiento cada 4 o 6 semanas, ya que no están exentos de complicaciones y/o dificultades.
  6. Refinamiento
    Tras la realización del tratamiento previsto, se realiza una comprobación del resultado final y, si este no es óptimo, se añade una fase de refinamiento, cuyo fin es intentar acercarse al máximo a la diana planificada o modificar la posición de algún diente si no nos gusta el resultado obtenido.
  7. Fase de retención
    Una vez terminada fase de tratamiento activa, necesitamos consolidar los resultados y mantenerlos en el tiempo. Para ello deberás ponerte cada noche para dormir un juego de férulas transparentes y/o un alambre retenedor –que se coloca de manera prácticamente imperceptible a la vista en la cara interna de los dientes-.

Ortodoncia de adultos

Cada vez son más los adultos que, bien por exigencias laborales, sociales o personales, recurren a la ortodoncia como complemento a los tratamientos estéticos y periodontales. 

En los últimos años, la aparición de los microtornillos o microimplantes ha multiplicado las posibilidades de tratamiento de la dentición en la edad adulta.

Los microtornillos o microimplantes sin dispositivos de anclaje temporal que se fijan en el hueso maxilar o mandibular dando puntos de apoyo desde los que ejercer fuerzas para mover los dientes, consiguiendo hacer desplazamientos que antes eran prácticamente imposibles.

Los microtornillos posibilitan incluso pequeños desplazamientos de los maxilares al aplicar fuerzas directamente sobre ellos. En algunos casos pueden llegar a evitar procedimientos más agresivos, como la cirugía de los maxilares.

Ortodoncia infantil

Las anomalías en la posición de los dientes y de los maxilares, como la falta de espacio (apiñamiento dentario), las mordidas invertidas, los excesos o defectos genéticos de mandíbula…leer más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba