Diseño de sonrisas

La boca y la sonrisa son nuestra carta de presentación en una sociedad en la que, para bien o para mal, se concede mucha importancia a la imagen.

Las exigencias estéticas de nuestros pacientes nos han llevado considerar el resultado bello y armónico como un objetivo más en todos nuestros procedimientos clínicos.

Para planificar y valorar el aspecto final de los tratamientos disponemos de distintas herramientas de diseño de sonrisa.

A partir de fotografías, escaneados intraorales y modelados de los dientes en cera y virtuales, el software de diseño de sonrisa nos permite visualizar en imágenes, con una aproximación bastante fiable, cómo será el aspecto final de los tratamientos.

Color

Podemos modificar y aclarar el color de los dientes con tratamientos blanqueadores a través de la aplicación controlada de peróxidos.

Los casos con alteraciones severas, como las tinciones por tetraciclinas, pueden requerir, además, escultura dental (carillas de composite) o facetas de porcelana.

Dientes alineados

La disposición correcta de los dientes en la arcada influye de manera determinante en la percepción estética de la sonrisa.

Los dientes deben estar bien alineados o situados en la ubicación espacial correcta para proporcionar el volumen que se corresponde con las características dentales y faciales del paciente.

Este es el motivo por el que el llamado diseño de la sonrisa se complementa frecuentemente con un tratamiento de ortodoncia –muchas veces con ortodoncia invisible- antes de llegar a la fase restauradora.

Encía

La estética de la encía, a la que los odontólogos llamamos “estética rosa”, es un factor de suma importancia para conseguir sonrisas bonitas.

Se debe valorar la cantidad de encía que se muestra al sonreír y la que se ve con los labios en reposo. Tanto si hay un exceso como un defecto, podemos corregirlo.

A veces, cuando hay mucha encía y cubre la corona del diente natural, hay que recortarla. En otras ocasiones, la solución pasa por limitar el movimiento de los labios, si estos son hipermóviles.

Cuando nos encontramos con falta de encía por retracción, recurrimos a los injertos de tejido conectivo para poder cubrir las raíces de los dientes que han quedado expuestas.

Reposición de dientes

Los implantes dentales son una buena opción cuando hay ausencia dentaria. En la actualidad la tecnología digital nos permite planificar y determinar la ubicación ideal para que los implantes den el mejor resultado posible desde el punto de vista funcional y estético.

 

Carillas y prótesis

Los cambios relacionados con el tamaño y forma de los dientes se consiguen en la fase restauradora o prostodóncica.

El rehabilitador oral normalmente recurre a la utilización de frentes o carillas de composite o a trabajos de laboratorio, como las facetas cerámicas o las coronas estéticas.

Los elementos protésicos se pueden probar antes de confeccionar su versión definitiva para ver cómo resultan, introducir las modificaciones necesarias y testar la opinión de cada paciente.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba