Cirugía estética de la encía

El aspecto de la encía ejerce un papel determinante en la imagen general de la boca. Por eso es muy importante integrar la estética de la encía o estética rosa en el diseño de la sonrisa.

Con la cirugía gingival se pueden corregir las alteraciones del tejido rosa que, además de condicionar la salud bucal, resultan antiestéticas.

Los 3 problemas estéticos principales que afectan a las encías son:

    • Recesión gingival: deja a la vista la raíz del diente y genera un efecto de alargamiento dental como consecuencia de la falta de tejido rosa.
      Para solucionarlo empleamos técnicas de injerto gingival o recubrimiento de la raíz.
    • Exceso de encía: produce la llamada “sonrisa gingival” cada vez que abrimos la boca.
      Para resolver la sobreexposición antiestética de la encía recurrimos a gingivectomías, alargamientos coronarios o técnicas quirúrgicas más complejas que limitan la movilidad el labio.
    • Coloración de la encía: las coloraciones pardas o grises oscuras en los tejidos gingivales afean la sonrisa.
      Cuando las coloraciones son un problema exclusivamente estético -una vez descartada su naturaleza patológica- pueden ser abordadas con técnicas quirúrgicas de abrasión -con fresas, láser, electrocirugía, etc.-.

¿Qué es la cirugía estética de la encía?

La cirugía estética de la encía o cirugía plástica gingival es la parte de la periodoncia que tiene como objetivo restablecer la proporción adecuada entre la ciruencía y dientes. Además se ocupa del contorno de los dientes, y del grosor y el color del tejido periodontal.

La cirugía plástica de la encía se identifica también en los tratados de Periodoncia con la cirugía mucogingival, si bien realmente ésta sería una subespecialidad de la cirugía plástica periodontal, específicamente dirigida a resolver los problemas aparecidos por una inadecuada calidad y/o cantidad del tejido gingival y de la mucosa alveolar que recubre el borde del diente.

Sonrisa armónica

Cuando examinamos la belleza de una boca, o de una sonrisa, no podemos olvidarnos de evaluar la armonía entre maxilar, dientes y labios, y las demás partes de la cara -nariz, pómulos, ojos, etc.-.

En la clínica del Dr. Constantino Colmenero tenemos siempre presente este enfoque facial global junto al resto de componentes propios del diente, como su color, su forma y tamaño, su correcta alineación y, por supuesto, la estética rosa: coherencia diente/encía, contorno del diente, y grosor y color del tejido gingival.

La cantidad de encía que se expone al sonreír debe guardar una proporción con los dientes:

  • Sonrisa media: muestra las tres cuartas partes de la longitud de los dientes anterosuperiores o la totalidad de los mismos. La encía expuesta se reduce a los triangulitos de tejido rosa que hay entre unos dientes y otros.
  • Sonrisa alta o gingival: muestra los dientes anterosuperiores en toda su longitud más una banda de encía de más de 4 milímetros por encima de los mismos. Su efecto, en algunas ocasiones, puede resultar antiestético.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba