Endodoncia

Los cuidados después de una endodoncia

Los cuidados después de una endodoncia son pocos. Es importante conocerlos porque pueden ayudarnos a evitar el dolor y la rotura del muñón o reconstrucción provisional del diente.

¿Qué es una endodoncia?

La endodoncia es la técnica que trata y cura las enfermedades de la pulpa o nervio de los dientes. Es uno de los tratamientos más frecuentes en la clínica dental, ya que permite salvar dientes y su extracción evitando el uso de implantes.

El origen los problemas pulpares suele encontrarse en la caries. También  puede estar ligado a otras patologías dentales, como traumatismos o erosión.

Para solucionarlos, el odontólogo accede al conducto o conductos radiculares del diente para quitar el tejido pulpar cuando es inviable conservar su vitalidad. Este está compuesto por el tejido blando. Ocupa desde la corona hasta la raíz del diente y contiene los vasos sanguíneos y los nervios. Posteriormente lo rellena con un material específico y los sella.

La extirpación del tejido pulpar y el relleno de conductos radiculares permite eliminar el dolor y la infección. Por tanto, alargará la vida del diente y mantendrá la salud dental.

Pasos a seguir en una endodoncia

  1. Radiografía diagnóstica. Permite ver cómo son los conductos, su forma, longitud, calcificaciones, etc.
  2. Anestesia local.
  3. Aislamiento del diente. Utilización de un dique de goma.
  4. Apertura de la cámara pulpar para llegar a los conductos. A veces se utiliza como tratamiento de urgencia, ya que disminuye el dolor.
  5. Instrumentación y limpieza de los conductos radiculares con conductometría. Consiste en la medición y comprobación radiológica de la longitud de los mismos.
  6. Obturación y sellado hermético de los conductos radiculares.
  7. Radiografía final.

Tipos de endodoncia 

Según el número de raíces que tenga el diente a tratar, podemos hablar de:

Endodoncia monoradicular.

Se corresponde con los dientes incisivos centrales, laterales, caninos y premolares inferiores.

Endodoncia biradicular.

Se corresponde con los premolares superiores.

Endodoncia poliradicular.

Formada por tres o más conductos. Se corresponde con los molares.

¿Cuándo es necesario hacer una endodoncia?

La endodoncia o tratamiento de conductos, también es conocida popularmente como “matar el nervio”. Se realiza en los siguientes supuestos:

  1. El diente afectado presenta caries profunda. Las bacterias traspasan la dentina y llega a parte o la totalidad de la pulpa.
  2. Traumatismo dental: La rotura de un diente por un golpe puede exponer directamente el tejido pulpar y hacer necesaria su extirpación. El traumatismo puede interrumpir la vascularización del diente y llevar a la necrosis de la pulpa o pérdida de vitalidad del mismo.
  3. Erosión dental. El desgaste de la superficie del diente por causas mecánicas (bruximo) o químicas (bulimia, consumo de ácidos, etc.) puede llegar en ocasiones a ser tan intenso que afecte a los tejidos interiores del diente.
  4. Excepcionalmente puede ser necesaria por motivos periodontales (lesiones endoperiodontales) o prostodóncicos.

Cuidados después de una endodoncia

Después de someterse a una endodoncia es recomendable seguir una serie de pautas:

  • Esperar a que termine el efecto de la anestesia para empezar a masticar. Así evitaremos mordernos.
  • No masticar alimentos duros durante el tiempo que transcurra entre la endodoncia y la reconstrucción final del diente. De este modo protegemos el diente de posibles fracturas indeseadas. Una vez que la reconstrucción final esté hecha, se puede volver a masticar con normalidad.
  • Cuidado con el hilo dental. La higiene dental después de una endodoncia debe ser igual de rigurosa que la habitual. En cuanto al hilo dental, deberemos pasarlo con especial atención entre la reconstrucción provisional (si la hubiese) y el diente adyacente. La intención es no provocar el deterioro o la caída de la zona reconstruida.
  • Medicación analgésica-antiinflamatoria. Los días inmediatamente posteriores a la endodoncia se puede notar una cierta sensibilidad en la zona. Incluso se pueden sentir molestias de diversa intensidad dependiendo de donde se produzca la reacción de inflamación. La zona periapical (tejido que rodea el final de la raíz) es una de ellas. Para aliviar estas molestias se debe tomar la medicación analgésica-antiinflamatoria prescrita por el odontólogo.
  • Tratamientos como el blanqueamiento interno, reconstrucciones estéticas, carillas o coronas pueden resultar necesarios con el paso del tiempo (meses o años). Permitirán solucionar problemas estéticos. El cambio de color respecto al diente natural, derivado de la pérdida de vitalidad del diente es uno de ellos.

Nuestra especialista en endodoncia, la doctora Margarita Cámara, resume así los cuidados después de una endodoncia: “Tomar la medicación analgésica, antiinflamatoria o antibiótica prescrita, y evitar cualquier tipo de alimento duro en la zona hasta que la reconstrucción definitiva esté terminada”.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba